+1 809-565-3015 info@ccitprd.com
Equitación Portuguesa

Equitación portuguesa clasificada como patrimonio cultural inmaterial

La equitación portuguesa ya está considerada como Patrimonio Cultural Inmaterial, según la inscripción publicada ayer 28 de abril en el Diário da República por la Dirección General de Patrimonio Cultural.

La solicitud resultó de un protocolo conjunto firmado por Parques de Sintra, como entidad gestora de la Escuela Portuguesa de Arte Ecuestre, por la Asociación Portuguesa de Criadores de Caballos Lusitanos de Pura Raza (APSL), y por el Municipio de Golegã, como promotor de la Nacional. Feria del Caballo, y contó con el proponente de APSL.

Según PCI Matrix, responsable del Inventario Nacional de Patrimonio Cultural, la equitación portuguesa se presenta como una manifestación fuertemente identitaria para el universo de todos aquellos que la practican y que se expande a un número indeterminado de corredores, desde profesionales hasta aficionados, desde quienes lo hacen con más o menos asiduidad, hasta quienes lo hacen solo en contextos informales por motivos de ocio.

También destaca que la cuestión de la identidad se refleja en la forma en que, en determinados contextos, los jinetes cuidan y cuidan la forma en que se presentan y presentan su montura, vistiendo “estilo portugués” y ajustando su caballo “estilo portugués”. refiriéndose que su lado más visible está presente cuando los corredores portugueses se presentan pública o privadamente, ya sea con fines deportivos, de representación o simplemente de ocio.

En este contexto, es de destacar el importante papel que desempeña la Escuela Portuguesa de Arte Ecuestre como depósito histórico-cultural del Arte Ecuestre secular portugués.

Cabe recordar que la Escuela Portuguesa de Arte Ecuestre, gestionada por Parques de Sintra desde septiembre de 2012, fue creada en 1979 por el Gobierno portugués con el objetivo de promover la enseñanza, práctica y difusión del Arte Ecuestre tradicional portugués. Recupera la tradición de la Real Picaria, una academia ecuestre de la corte portuguesa del siglo XVIII, que utilizó el Picadeiro Real de Belém, hoy parte de las instalaciones del Museo Nacional de Carrozas, y monta exclusivamente caballos portugueses Alter Real.

Sus actuaciones, a saber, las Galas, recrean la atmósfera que se vivía en la Corte en ese momento y se suelen interpretar al son de la música de los períodos barroco, preclásico y clásico. En estos espectáculos, los caballos vienen con arneses de época y los jinetes visten trajes que recrean los que usaban en su momento los Picadores reales.

La próxima Gala de la Escuela Portuguesa de Arte Ecuestre tendrá lugar este viernes 30, a las 19 h, en el Picadeiro Henrique Calado (Calçada da Ajuda – Belém – Lisboa). Durante la semana, de martes a sábado, la Escuela Portuguesa de Arte Ecuestre abre sus puertas para, durante las “Mañanas de Arte Ecuestre”, mostrar el trabajo diario de enseñanza, preparación y ensayo que desarrollan los jinetes y caballos.

 

Fuente: Jornalaltoalentejo.sapo.pt

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *